5 opciones para que tu vídeo corporativo sea muy original

5 opciones para que tu vídeo corporativo sea muy original

Hasta ahora, hemos comprobado que el vídeo corporativo aporta grandes beneficios y diferentes usos a las empresas. Su visualización puede ser de provecho para empleados como sistema de formación y como medio de información para los clientes. De esta manera, el vídeo corporativo puede ser amortizado a corto plazo y facilitar su plan de promoción entre el público que se quiere alcanzar. Pero a veces, el contenido de los vídeos es monótono y no suele ser actualizado con el paso del tiempo. Las personas pierden su interés rápidamente y el vídeo queda relegado a un “rincón” sin sacarle el máximo partido.

Es frecuente que los vídeos se queden anticuados, pero no hay que olvidar que es nuestra carta de presentación y que el mínimo cambio en la empresa debe ser comunicado para información de los interesados. Y si el modo en el que lo comunicamos es diferente y llamativo, nuestro vídeo tendrá una vida más duradera. ¿Cómo podemos conseguirlo?

  1. Como primera opción, debemos partir desde el contenido de la información, siendo actual y conciso. Debe ser un resumen de nuestra filosofía y cultura de empresa, nombrando los puntos fuertes y describiendo brevemente la actividad empresarial. Recuerda que el vídeo es una tarjeta de visita audiovisual y tiene que ser atractiva a primera vista.
  2. Cambia el formato del vídeo. Si tu compañía lo permite y tienes espacio suficiente, ¿por qué no probar tomas con un drone? Las instalaciones de tu empresa tendrán vista de pájaro y el vídeo será distinto a los demás.
  3. Un factor determinante en la producción del vídeo es la experiencia con la que se edite el material. Una música acorde con las imágenes, una ralentización de la imagen en determinadas escenas, una voz en off adecuada a la descripción de la actividad… Todo influye para que el resultado del vídeo sea inmejorable y distinguido.
  4. Tu vídeo corporativo, tu película empresarial. La idea en esta opción es narrar toda tu historia empresarial, política y valores en forma de película. El resultado puede tener una gran aceptación y sobre todo, sacará a más de uno una sonrisa. Este tipo de vídeo no está recomendado a cualquier empresa, pero si tu actividad laboral se puede amoldar, la experiencia será más que positiva.
  5. Las nuevas tecnologías están al alcance de tu mano. Existen numerosos efectos que podemos utilizar en nuestro vídeo tales como Motion Graphics, Stop Motion, White Board… Todos ellos tiene un sinfín de posibilidades y podemos modificarlos cuanto nos plazca. Resultan muy llamativos y el público los recibe con gran expectación.