Beneficios Vs Coste del vídeo corporativo

Beneficios Vs Coste del vídeo corporativo

A día de hoy son infinitas las acciones que una empresa debe realizar para mantener “al día” su marca: publicidad offline y online, fidelización con el cliente, innovación en sus productos, buena comunicación tanto interna como externa… Si conseguimos que estos puntos estén bien desarrollados y con vistas a conseguirlos, debemos seguir por ese camino y buscar nuevas formas de alcanzarlos. Es cuando entra en juego el vídeo corporativo.

Esta realización de vídeos corporativos son una especie de “tarjeta de visita” que tienen como fin que cualquier persona que los vea consiga conocer cómo es nuestra filosofía de empresa. Teniendo en cuenta que la imagen de la empresa es lo que posteriormente genera ventas, podemos ir teniendo clara la importancia del vídeo corporativo. Inevitablemente, este tipo de acción conlleva una inversión de dinero que tenemos que tener en cuenta, pero los beneficios posteriores solventan en creces esa inversión.

¿Qué beneficios me aporta crear un vídeo corporativo de mi empresa?

  1. Es la forma más efectiva de dar a conocer la empresa. El vídeo es capaz de resumir todas y cada una las acciones que realiza tu empresa en cinco minutos, destacando todos los puntos fuertes. Además, mientras el resto de competidores utilizan la típica sección para conocerlos con texto y cuatro imágenes, con el vídeo corporativo podrás superarlos, diferenciarte y hacer que cualquiera que quiera saber más de tu empresa pueda hacerlo con un simple clic en un vídeo.
  2. Mejora las ventas y el posicionamiento web. Según varios estudios, los vídeos aumentan de media un 25% la conversión de las empresas, por lo que colocando un vídeo corporativo en tu página principal podrías vender un 25% más solo por haber invertido en él.

En definitiva, un buen vídeo corporativo tendrá una inversión inicial importante de la cual debemos ser conscientes. La realización del material audiovisual debe ser llamativo, concreto y fiel a nuestra filosofía de empresa, ya que queremos mostrar a nuestro cliente la transparencia en nuestra actividad empresarial creando ese vínculo tan ansiado entre empresario y público. Si todo ello se hace de manera correcta y efectiva el coste del vídeo se verá amortizado a corto plazo, confirmando que el beneficio supera considerablemente a la inversión inicial.