¿Cómo debe ser un vídeo corporativo?

¿Cómo debe ser un vídeo corporativo?

Crear un vídeo corporativo no es una tarea cualquiera, debe ser un vídeo perfecto, bien estructurado para transmitir la imagen de la empresa adecuadamente y cualquier fallo en él podría dañarla seriamente. Debemos aprovechar todo el potencial de esta técnica de vídeo marketing para conseguir los mejores resultados. ¿Cómo?

  1. Crea una historia. Puedes basarte en la historia de la empresa: por qué fue creada, por qué los trabajadores están contentos en ella, cómo ayudáis a vuestros clientes, etc.
  2. Estructura el vídeo de manera lógica. Crea un storyboard para planear las escenas del vídeo. Comienza con una presentación que llame la atención con una voz de fondo presentando a la empresa. Posteriormente desarrolla los valores de la misma y acaba con un punto final que deje el mensaje principal de la empresa grabado en la mente de cualquiera que haya visto el vídeo.
  3. No des más información de la necesaria. Resalta en tu vídeo corporativo aquellos elementos claves de tu empresa y deja pequeñas dudas en él, para que el que quiera saber más sobre vuestro negocio tenga que contactar con vosotros. La duración ideal del vídeo no debe exceder de los cinco minutos, ya que la atención a tu vídeo se reducirá drásticamente pasado ese tiempo.
  4. Utiliza la fuerza de la música y el vídeo. Estos tres elementos deben estar conectados y ayudarse unos a otros, ya que una mala elección de la música, baja calidad de la fotografía o un locutor poco profesional podría arruinar el vídeo.
  5. Trabaja con profesionales. Si no eres un hacha trabajando con herramientas de edición de vídeo, necesitas ayuda profesional. Puede que para un vídeo que vayas a compartir en redes sociales o algo sin demasiada importancia no necesites gastarte dinero en crearlo, pero en tu vídeo corporativo debes volcar todas tus armas y hacer de él un vídeo excepcional.

Os dejamos con un vídeo corporativo de Johnnie Walker que, a pesar de hacer pasado varios años, se sigue manteniendo como el referente de los vídeos corporativos. Sólo se incumple una regla: excede los 5 minutos de duración. Cuando lo veas, piensa si ese minuto ha sido demasiado o ha culminado el vídeo de la mejor manera.