¿Cómo debe ser un vídeo corporativo para tener éxito?

¿Cómo debe ser un vídeo corporativo para tener éxito?

Como ya hemos comentado, el vídeo corporativo es la primera imagen con la que los clientes se van a encontrar. Si la imagen es positiva, la imagen de marca de la empresa será buena, y su publicidad irá más allá del simple anuncio ya que una buena experiencia dará de qué hablar y el número de clientes aumentará notablemente.

 

 

 

  1. Crea una historia. Analiza las necesidades de tu empresa ¿qué quieres contar? Si un vídeo tiene un argumento motivacional y dinámico siempre atrae la atención del espectador.
  1. Piensa en el público y en el cliente. Hay que conocer muy bien el target del vídeo. El formato, la duración y el estilo varían en función de quién lo vaya a ver.
  1. El storyboard. Si cada etapa de grabación está bien organizada, es menos difícil encontrarse sorpresas que retrasen el proyecto.
  1. La estructura. La mayoría de las empresas entrevistadas coincide en este punto: lo ideal es empezar con una breve presentación que resalte el objetivo del vídeo, desarrollar el contenido que se quiera transmitir y sus matices y, por último, acabar con un final de impacto que deje grabado su mensaje en la mente del espectador.
  1. La duración. En este caso, es mejor dejar con las ganas de querer ver más, que pasarse de tiempo y terminar por desinteresar al público. En general el video no debería superar los 5 minutos de duración.
  1. ¿Qué hacemos para que no se resulte aburrido? El conjunto del vídeo, la producción, el mensaje y la música que utilicemos deben formar un producto dinámico que centre la atención del público.
  1. Sé creativo. Experimenta con el escenario y los planos durante la grabación. Por otro lado, una buena postproducción, con buenos grafismos hará que el vídeo sea visualmente más atractivo.
  1. Despierta la emoción. El vídeo corporativo tiene que ser un chute de fuerza para los receptores… pero no tiene que pasarse en excitación.
  1. Viraliza a través de tu video. Las redes sociales se han vuelto omnipresentes. Hasta ahora YouTube ha representado la plataforma perfecta para el contenido audiovisual. Pero hemos llegado más allá: Facebook se ha convertido en la tercera red más activa de consumo y distribución de vídeo. Es decir que el vídeo corporativo ya no se queda en el margen de una feria o de una visita comercial, sino que puede moverse por la red convirtiéndose en un vídeo promocional a todos los efectos.
  1. Elige a la productora adecuada. Innovar parece sencillo, pero lograrlo es complicado: encontrar especialistas con experiencia y entusiasmo que sepan captar nuestra idea será el acierto para realizar un buen vídeo corporativo.