¿Cómo elaborar un buen guión para tu vídeo corporativo?

¿Cómo elaborar un buen guión para tu vídeo corporativo?

Un buen diálogo y argumento dentro de tu vídeo corporativo hará que la atención prestada en ese momento se focalice exclusivamente en él. Seguramente hayas visto alguna película en la que después de escuchar un diálogo te has preguntado: “¿Pero qué ha dicho?”. Un buen argumento hace despertar la mente de las personas, y además de provocar una conversación en su mente sobre lo que se está diciendo puede aumentar las ganas de querer saber más sobre el tema. Y aquí el guión juega un papel decisivo.

 

Los autores del libro Made to stick, los hermanos Heath, analizan la supervivencia de algunas ideas y la muerte de otras. Crearon la regla del éxito para las ideas, también llamada la fórmula “success”. Teniendo en cuenta sus consejos tu vídeo corporativo debería contar con:

  • S: Simple
  • U: Unnexpected (inesperado, sorprendente)
  • C: Concreto (sobre personas, no abstracciones)
  • C: Creíble
  • E: Emocional (las emociones se enlazan con la memoria)
  • S: Story ( con una historia que lo sustente)
  • S: Smile (que provoque la sonrisa)

Si consigues que cada frase de tu guión contenga el máximo de elementos mencionados en la lista, acabarás con un buen guión.

Lo ideal es dividir el guión en 5 partes: el problema, la solución, el cómo funciona, el cierre y la imagen de marca. De esta manera, tu guión tendrá una progresión lógica, existe un determinado tiempo para todo lo necesario y explicarás una historia.

La clave es transmitir cercanía y transparencia antes las personas que vean el vídeo. El problema que expongamos debe ser real y nuestro producto puede solucionarlo creando un estado de bienestar a la persona afectada. Todo ello, sumado a un buen guión, producción y toque de personalidad, harán de nuestro vídeo corporativo una imagen representativa de nuestra marca.