Cómo establecer un presupuesto para el vídeo corporativo y la publicidad de la empresa

Cómo establecer un presupuesto para el vídeo corporativo y la publicidad de la empresa

Si deseamos realizar un vídeo corporativo de nuestra empresa o, de manera más amplia, queremos emprender una serie de acciones o campañas de publicidad que den a conocer más nuestra marca, productos, servicios, filosofía, etcétera, el paso previo será la realización de un presupuesto para marketing y publicidad.

Tal y como su propio nombre indica, el presupuesto para publicidad es un acto previo a la realización de dicha publicidad, y básicamente consiste en decidir qué cantidad económica se va a destinar en invertir en campañas publicitarias.

La inversión en publicidad puede ser muy variada, desde acciones concretas como la elaboración de un vídeo corporativo how-to en el que mostramos cómo utilizar uno de nuestros productos, hasta ambiciosas campañas de publicidad transversales con presencia en medios tan diversos como la televisión, la radio, redes sociales, anuncios en páginas web, post patrocinados y mucho más. En cualquier caso, es fundamental determinar qué cantidad vamos a invertir en ello, con el fin de no gastar más de lo posible. Ahora bien, ¿cómo podemos determinar dicha cantidad?.

 

Con el fin de establecer un presupuesto para el vídeo corporativo y la publicidad de la empresa existen cuatro métodos fundamentales, los cuáles deberemos considerar en base a nuestras necesidades, capacidad económica, expectativas, etcétera:

  1. Del dinero disponible en la empresa, nos limitamos a destinar un importe al capítulo de marketing y publicidad. Así de simple, sin realizar ningún estudio previo ni nada por el estilo. Evidentemente, se trata de la opción con mayores riesgos tanto por posible exceso como por defecto.
  2. Lo más habitual es destinar un porcentaje de las ventas, históricas o previstas, sin embargo, corremos el riesgo de no haber previsto correctamente las ventas futuras.
  3. Fijar el presupuesto en función de los objetivos que pretendemos lograr; es la opción más lógica pues facilita ajustar los recursos.
  4. Fijar el presupuesto en publicidad fijándonos en cómo lo hace la competencia. Es un método muy arbitrario pues no tiene en cuenta una estrategia clara, ni la demanda de nuestros productos, etcétera.