La importancia del Raccord en los vídeos

La importancia del Raccord en los vídeos

Uno de las herramientas más demandadas para uso empresarial interno y externo son los vídeos. Con ellos las ideas principales de la empresa se concentran en un espacio audiovisual de 2 minutos en los que los clientes conocen los objetivos de la empresa. Su uso ha adquirido mucha importancia en los últimos años, ya que se ha comprobado su efectividad en los datos obtenidos por varios estudios.

Como es el último realizado por Cisco Sistems que estima que para marzo de este año el 57% del tráfico de los internautas busquen contenido con vídeo online. Y es que actualmente el 81% de las entidades ya cuenta con vídeos como parte del contenido audiovisual dentro de sus webs. Vídeos que ven como su producción va en aumento y que seguirá siendo así debido a todos sus beneficios.

Los vídeos corporativos transmiten profesionalidad, tanto en el contenido como el producción del mismo. El hecho de realizar tu vídeo corporativo a través de profesionales es muy importante ya que si vamos a exponer este material ante el público real y online, la calidad debe estar a la altura. Y el montaje del mismo juega un papel muy importante. Un vídeo con fallos o con saltos entre escenas provocará cierto desconcierto al espectador, y su atención no se centrará en el mensaje que se transmite en el contenido, si no en los fallos que se han cometido en su montaje.

El raccord o la continuidad cinematográfica hace referencia a la relación existente entre los diferentes planos de una filmación, a fin de que no rompan en el espectador, la ilusión de secuencia. Cada plano ha de tener relación con el anterior y servir de base para el siguiente.

Tanto las películas de cine, series, documentales como en los vídeos corporativos deben tener una perfecta cohesión entre sus escenas. Pero a veces, hasta en las filmaciones más famosas, los pequeños detalles se escapan de las manos de sus scripts, y debido a los altos costes para volver a filmar la escena, asumen el error y continúan con la producción. Incluso existe una página web, moviemistakes.com , en la que los usuarios pueden introducir fallos de raccord de todas las películas existentes.

En la secuencia de fotos vemos cómo Julia Roberts en Pretty Woman pasa de estar desayunando un croissant a un rico pancake, por arte de magia.

Y como una imagen vale más que mil palabras os dejamos dos vídeos con fallos de raccord, para que podáis sentir esa desorientación de la que anteriormente hablábamos.

  1. En la película, Tú la letra, yo la música (2007) de Marc Lawrence, los protagonistas mantienen una conversación tan larga e innecesaria que un espectador expectante podrá encontrar numerosos errores :Un muffin que es pellizcado y que luego vuelve a estar intacto, un vaso de té a la altura del hombro que en el siguiente plano está posado sobre la mesa…

 

 

  1. En Shutter Island, de Scorsese, podemos ver numerosos fallos que debido a la procedencia de la película y de la profesionalidad del directos, nos hace preguntarnos qué ha pasado con su script. Humo de cigarrillo que va hacia atrás, paredes que no se mueven con el movimiento de la cámara…