¿Por qué son importantes los vídeos corporativos para las empresas?

¿Por qué son importantes los vídeos corporativos para las empresas?

En los últimos años, la imagen y el contenido multimedia han ido ganando terreno y posicionándose como factores muy influyentes e importantes dentro del mundo virtual, cada vez más extendido e incluso del mundo empresarial. La creación de vídeos y el desarrollo de pequeños proyectos o trabajos en este sentido no se limita solo a la juventud ni a las redes sociales, pues las empresas y las compañías pueden beneficiarse de ello, y mucho. Así se está haciendo en el mercado internacional, siendo una tendencia a la alza. Lo que empezó siendo un factor diferenciador para algunas marcas y empresas, está convirtiéndose en un elemento imprescindible a la hora de desarrollar estrategias de marketing, dar a conocer un producto o elaborar presentaciones y reuniones de forma interna. Pero, ¿por qué es tan importante el desarrollo y la creación de contenido audiovisual? ¿Qué son los vídeos corporativos y por qué deberían estar presentes en cualquier empresa, incluyendo la mía? Todo ello y mucho más, lo responderemos a continuación.

El primer paso para comprender, no solo el fenómeno del auge del formato vídeo en el mercado empresarial, sino también su importancia y relevancia, es definir qué es el vídeo corporativo exactamente, además de comprender su finalidad o finalidades.

Definición y objetivos del conocido como vídeo corporativo

En primer lugar, y como su nombre nos indica, es un vídeo, una pieza audiovisual, que se dirige al ámbito corporativo o empresarial. El mensaje y la finalidad de dicho vídeo estará relacionada con el carácter de la empresa y algún aspecto referente a ella. La pieza audiovisual en cuestión puede dirigirse a los propios empleados, a los consumidores o a un público objetivo, a otras empresas o a algún cargo concreto de la compañía, es decir, que no se trata únicamente de un vídeo dirigido para hacer publicidad, aunque esta sería una de las categorías o tipologías del vídeo corporativo, pues el spot de televisión es un buen ejemplo, existiendo muchos otros diferentes.

Lo que define un buen vídeo corporativo es la finalidad y el objetivo para el que ha sido creado. Puede ir dirigido al mercado general para incrementar las ventas, como sería en el ejemplo anteriormente citado, pero también puede dirigirse a los empleados para motivarles o darles algún tipo de indicación o formación sobre el trabajo o los conocimientos que exige su puesto laboral. Puede enfocarse en hacer la presentación de un nuevo producto o incluso todo el catálogo, dirigiéndose a proveedores o a distribuidores. Hay tantas opciones y existen tantos tipos de vídeos corporativos como necesidades o tareas a realizar dentro de la empresa.

Como consejo o recomendación, debemos tener en cuenta que el vídeo corporativo es algo que, según sus objetivos y según las razones por las que va a ser elaborado, deberá desarrollar una empresa capacitada y experta en el formato audiovisual, además de en marketing y publicidad, o por lo menos un equipo de empleados formados y profesionales para la tarea de creación y edición del vídeo, pues para una empresa da muy mala imagen el hecho de elaborar un vídeo corporativo poco trabajado, poco cuidado o poco profesional, sea del carácter que sea.

Visto esto, sabemos que el vídeo corporativo es una pieza audiovisual dirigida a los diferentes ámbitos de la empresa, con toda una serie de objetivos posibles que puede seguir. Existe una multitud de alternativas al vídeo, como pueden ser las presentaciones, con o sin imágenes, los documentos clásicos, las conferencias, etc. Pero últimamente está en auge el vídeo por las ventajas que tiene, por el atractivo que consigue y por lo llamativo que resulta, a la vez que efectivo. Cualquier empresa actual y moderna utiliza el vídeo corporativo correctamente, sin abusar de él ni omitirlo por no ser capaz de desarrollarlo o pagarlo.

Presupuesto para vídeo empresa

Entonces, ¿por qué es importante el vídeo corporativo?

La respuesta fácil a esa pregunta es: por todo lo que aporta a la empresa. Pero lo cierto es que es así. El vídeo corporativo es un arma de doble filo para la empresa, pero si se utiliza bien puede ser la espada que lleve a la compañía al éxito y logre la obtención de todos sus objetivos y metas. De hecho, es tan importante el vídeo corporativo que puede llevar a la empresa hasta donde antes no imaginaba que llegaría, pues una de sus ventajas o sus razones a favor es que es tan atractivo este formato e interesante que puede extender los objetivos o las cifras objetivo de la empresa.

El vídeo combina imágenes, vídeos, música y sonidos, además de texto y letras, lo cual le da un aspecto totalmente diferente al que estábamos acostumbrados con los carteles, la publicidad en radio, los documentos o incluso las clásicas presentaciones y reuniones internas en las empresas. Todo ello llevó al vídeo a ser el formato más atractivo y deseado. Y aún hoy sigue teniendo tanta importancia y siendo una ventaja para las empresas. Ocurre igual que con la página web o la presencia en las redes sociales, que si la empresa renuncia a hacer vídeos, se está quedando atrás y puede pasar a no existir. Y si cuenta con la nombrada web o las redes sociales, el vídeo es aún más importante, e incluso diría que imprescindible.

El vídeo es importante porque está introduciendo en la mente del espectador directamente la imagen de la marca, su filosofía y todo su pensamiento, así como su actividad, sus servicios, sus productos, etc. En función del vídeo y de la tarea que quiera lograr o la finalidad que persiga, tendrá unas ventajas u otras, además de ayudar en un ámbito u otro, pero siempre es un factor a favor, cuando se realiza de forma profesional, con un mensaje claro y conciso que no se pierda ni se vuelva confuso con las imágenes y el sonido.

En función de la tipología del vídeo y de a quién vaya dirigido o para qué, tendrá unas características u otras. Por ejemplo, si se trata del spot de televisión que hemos comentado en el ejemplo anterior, será breve y conciso, con un mensaje claro, una corta duración y un atractivo extra. Si es un vídeo interno para los empleados podrá contener un vocabulario más elaborado y específico, pues se les supone a los empleados la formación precisa para entenderlo que no se le supondría a un consumidor o cliente.

Cuánto cuesta un vídeo corporativo

El formato del presente y el futuro: el vídeo, también en la empresa

Dentro y fuera de las empresas y el mercado corporativo, los vídeos han estado en auge durante algunos años y se han posicionado como el principal formato de contenido para casi cualquier tarea o cuestión. Se utilizan en las redes sociales, son fuente de entretenimiento, información, publicidad y mucho más. La empresa deberá replantearse su posición, prepararse para los cambios que lleguen al mercado y adaptarse correctamente a ellos. La llegada de los vídeos corporativos y su extendida fama es uno de los hechos al que tendrá que adaptarse sí o sí, pues, aunque pueda suponer un coste extra y un riesgo para la empresa, si ignora el auge del vídeo corporativo y mantiene una estructura o un camino tradicional y renuncia a las novedades del mercado, podrá encontrarse con ciertos problemas. Una empresa que no se adapta a los cambios es una empresa que tiene un futuro muy oscuro en el mercado.

Tal y como hemos empezado comentado, el vídeo corporativo es un elemento que aporta una ventaja competitiva a la empresa, pero se ha vuelto algo imprescindible. Ya casi ni es una opción. Hablamos de una necesidad. Tan importante como la impresora, la máquina de café, los ordenadores y los propios empleados. ¿Se puede levantar una compañía sin empleados o sin ordenadores a día de hoy? Pues sin vídeos corporativos de diferentes tipos tampoco.