¿Qué significa storyboard? ¿Para qué sirve?

¿Qué significa storyboard? ¿Para qué sirve?

El storyboard es un vocablo de origen inglés que en la actualidad se emplea para definir a un conjunto de ilustraciones presentadas de manera secuencial y cuyo objetivo es funcionar como la guía que permite entender una historia, planificar la estructura de una obra audiovisual, o previsualizar una animación. Se trata por tanto de un concepto propio del arte cinematográfico, aunque no exclusivo pues también es ampliamente utilizado en otros campos como las series de televisión o la publicidad.

Corporativo entrevista

El proceso de storyboard es conocido como storyboarding y fue creado por los estudios Disney allá por los inicios de la década de los años treinta aunque no alcanzó la popularidad en películas con actores y actrices hasta bien entrada la década de los años cuarenta.

El storyboard aporta la disposición visual de los acontecimientos que tendrán lugar en una película o capítulo de serie de televisión, tal y como deberán ser captados por el objetivo de la cámara. Los detalles técnicos de cada una de las ilustraciones que configuran la secuencia del storyboard suelen ser anotados bien en la propia viñeta, bien al pie de la misma.

En cuanto a su complicación, o nivel de detalle, los storyboard realizados en marketing, publicidad y vídeo suelen ser mucho más precisos, técnicos y completos, mientras que en el cine es más general con el fin de que productores y directores puedan enriquecer la obra a medida que se desarrolla su producción.

Principalmente existen dos tipos de storyboards bien diferenciados. Por un lado los llamados “Story Comercial”, llenos de color, y por otro lado los “Story Editorial”, en blanco y negro. Como decíamos antes, también los podemos encontrar repletos de detalles o con simples trazos que esbozan las ideas.

En cuanto a los elementos que conforman el storyboard tenemos: el número de secuencia, de escena y de plano, el efecto de la cámara o su movimiento, la propia acción que se representa de forma visual, y un comentario en el que se describe la narración, el diálogo o la acción que se sucede.

El resultado final es algo que se parece mucho a un cómic, pero que sirve para guiar el desarrollo de la producción.