Realización de un vídeo corporativo de calidad a bajo coste

Realización de un vídeo corporativo de calidad a bajo coste

A medida que pasa el tiempo, cada vez son más las empresas, organizaciones e incluso profesionales independientes que deciden de una manera muy acertada realizar algún tipo de vídeo corporativo con el objetivo general de incrementar la visibilidad de su producto o servicio, transmitir su filosofía de empresa, impulsar el negocio atrayendo a nuevos clientes, etcétera. Realmente, el vídeo corporativo, en sus múltiples tipos, se ha convertido en la herramienta de marketing digital más poderosa y eficaz de cuántas existen en la actualidad pues, combinada con internet y los nuevos medios digitales y sociales, permite, precisamente, lograr una gran visibilidad en un tiempo récord.

Sin embargo, muchas pequeñas y medianas empresas, y muchos profesionales independientes, aun siendo conscientes de todas las ventajas que aportan los vídeos corporativos, pues es algo que ven cada día de la mano de sus más directos competidores, finalmente optan por no coger este camino al considerar que se trata de un producto que requiere de una gran inversión. Nada más lejos de la realidad pues, de hecho, en la actualidad es posible realizar un vídeo corporativo de calidad a bajo coste.

El avance tecnológico, por un lado, y el mayor acceso a la educación por otro, han permitido que, a día de hoy, prácticamente cualquier empresa pueda realizar un vídeo corporativo de calidad a bajo coste pues la competencia entre profesionales ha empujado los precios a la baja, al mismo tiempo que también el coste de los equipos y materiales necesarios para su realización se ha hecho mucho más asequible.

Por otro lado, el coste final de un vídeo corporativo (publirreportaje, spot para televisión, de testimonios, vídeo – tutorial, o de cualquier otro tipo) depende de múltiples factores entre los cuales el cliente puede elegir, de tal forma que podrás tener el producto deseado por una cantidad de dinero muy inferior a la que había imaginado en un principio.

La duración del vídeo corporativo será determinante; por cuestiones lógicas, a mayor duración del vídeo, mayor coste.

También las técnicas empleadas son decisivas en el coste final, por ejemplo, los vídeos de animación, además de ser mucho más originales y permitir plasmar ideas mucho más innovadoras y atrevidas, son más baratos que los vídeos con protagonistas y espacios del mundo real ya que evita tiempos y costes de desplazamientos, tampoco, es necesario contratar a actores, etcétera.

Otro factor que incide en el coste del vídeo corporativo es la música empleada: si optamos por música libre de derechos de autor evitaremos el pago de los mismos. El uso o no de una voz en off, si ésta corresponderá a una voz famoso o no, quién realizará el guion, el número de idiomas a los que vamos a doblar el vídeo, inserción o no de subtítulos, etcétera, son otros de los muchos factores que nos pueden permitir realizar un video corporativo de bajo coste, pero manteniendo una alta calidad.