Top 5 técnicas originales para que tu video corporativo cause impacto

Top 5 técnicas originales para que tu video corporativo cause impacto

Si deseas dar a conocer un nuevo producto, o tu empresa y marca, la herramienta de marketing más eficaz en los tiempos actuales es el video corporativo.

Toda página web que incluye contenidos en formato vídeo, sólo por el mero hecho de hacerlo, obtiene un mejor posicionamiento en Google. Además, es una realidad que los usuarios prefieren visualizar un breve e interesante vídeo a tener que leer largos textos escritos. Por otro lado, al llamar mucho más la atención, el vídeo corporativo se difunde mucho mejor por la red, generando un efecto en cadena que incrementa la visibilidad y, a corto o medio plazo, el número de clientes y las ventas.

Pero para que un video corporativo acabe teniendo el éxito esperado, debe cumplir con diferentes requisitos, entre ellos, gozar de originalidad. Si queremos que nuestro video corporativo sea difundido, deberá despertar el interés de los espectadores y para ello, deberá ser diferente al resto. Por este motivo hoy te mostramos cinco técnicas originales para que tu video corporativo cause impacto y haga crecer tu negocio.

  1. Los vídeos de animación, es decir, protagonizados por dibujos animados, ofrecen una imagen desenfada y divertida de lo que ofreces y además, ayudan a humanizar tu marca y con ello, incrementar la confianza en tus productos.
  2. Screencast, o captura de pantalla en video, muy utilizada para mostrar cómo funciona tu página web o para todo tipo de tutoriales. Es altamente valorado por los usuarios.
  3. El video con motiongraphics combina imágenes fijas, colores, títulos, etcétera para crear una ilusión de movimiento. Sus posibilidades son casi infinitas.
  4. Stop motion consiste en simular el movimiento de objetos estáticos mediante la sucesión rápida de imágenes fijas. Es original, es creativo, y te permitirá mostrar cómo funciona tu producto de una manera entretenida.
  5. Y si lo que quieres es generar engagement, la técnica whiteboard, consistente en simular el dibujo a mano sobre una pizarra, es la técnica adecuada.