Vídeo para clínicas de estética y odontología

Vídeo para clínicas de estética y odontología

El vídeo corporativo para empresas ya ha demostrado ser la herramienta más eficaz y efectiva dentro de una campaña de marketing, especialmente de marketing online, pues a la vez que permite dar a conocer los productos y/o servicios de la compañía, posee una capacidad de difusión mucho mayor gracias al apoyo de otras herramientas auxiliares como el blog o las redes sociales lo que a su vez, facilita el incremento de tráfico (de usuarios y potenciales clientes) hasta la página web, y todo ello sin perder de vista que el vídeo corporativo estrecha los lazos de comunicación con los clientes, tanto actuales como futuros, transmitiendo los valores y filosofía de la compañía y favoreciendo la fidelización.

Todas estas ventajas adquieren una especial dimensión y valor cuando nos referimos al vídeo corporativo para clínicas de estética y odontología o, en general, en el caso del “video corporativo sanitario” ya que, por la naturaleza y características intrínsecas a este sector, permite transmitir seguridad, credibilidad y confianza, algo que todo usuario de este tipo de servicios de salud demanda y precisa.

Hasta no hace mucho, el marketing sanitario parecía estar reservado a las clínicas dentales sin embargo, su buen rendimiento facilitó que se expandiese hacia otras especialidades que precisan desarrollar diferentes estrategias publicitarias con el fin de atraer clientela, como son las clínicas de cirugía estética o, en general, aquellos servicios sanitarios de carácter privado.

En este sentido, el vídeo para clínicas de estética y odontología  debe cumplir con cuatro objetivos esenciales: generar confianza, despertar el interés, ser útil y provocar emociones positivas en el posible usuario. En base a ello, este vídeo no puede ser estrictamente corporativo, es decir, no debe limitarse a mostrar las instalaciones o al personal pues para ello ya existe la página web, si no que debe ser un producto audiovisual innovador, original y dinámico capaz de cumplir con los objetivos citados.

Por ello, algunos de los aspectos que se deben tratar en un vídeo para clínicas de estética y odontología son anécdotas de la clínica, testimonios reales, consejos útiles o el más clásico “un día en…”.