Video promocional para empresas, ¿en qué consiste?

Video promocional para empresas, ¿en qué consiste?

El vídeo promocional para empresas es la forma más efectiva y eficaz de mostrar al público los servicios y/o productos que ofrece una marca dada la amplia variedad de opciones que ofrece y, muy especialmente, su carácter didáctico y ameno.

El panorama actual de la comunicación en general está presidido por el factor audiovisual. Nada engancha y atrae más que la imagen, especialmente en Internet, razón por la cual el vídeo se ha constituido como la herramienta más eficiente de marketing online y por ello, toda empresa que desee lanzar, impulsar o ampliar su negocio a nuevos mercados, debe aprovechar las enormes ventajas que ofrece el vídeo promocional.

video corporativo 

Una de las principales características y ventajas del vídeo promocional para empresas es su enorme versatilidad. En él se pueden combinar todo tipo de elemento desde imágenes fijas a fragmentos de vídeo real, animaciones motion graphics, sonidos, títulos, subtítulos en otros idiomas para alcanzar a un mayor volumen de cliente potenciales, etcétera. Todo ello con el firme objetivo de obtener una pieza de calidad que despierte el interés de todo aquel que lo visualice.

Así, el vídeo promocional es la mejor herramienta para lograr comunicar un mensaje corporativo que resulte de gran atractivo y que sea impactante. Con el vídeo promocional, una empresa podrá anunciar el próximo lanzamiento de un nuevo producto, logrando así generar expectación, o promocionar un servicio o producto ya en el mercado empleando las técnicas audiovisuales y de diseño más innovadoras. Pero también podrá transmitir los valores y filosofía de la compañía, aquellos con los que sus usuarios podrán identificarse hasta generar una comunidad de fieles.

El vídeo promocional también puede ser utilizado para atraer el interés de posibles nuevos inversores y, con la ayuda del doblaje o los subtítulos, podrá llegar más allá de cualquier frontera.

Y todo ello sin olvidar su gran potencial de difusión: gracias a su inserción en el blog corporativo, la pagina web, YouTube y el apoyo de las redes sociales, el vídeo promocional puede convertirse en viral y atraer un elevado grado de tráfico nunca antes visto.